•  

     

    Más control.
    Más tiempo en rango terapéutico

Información sobre coagulación

Como profesional de la salud, usted conoce los mecanismos básicos de la anticoagulación y su tratamiento. En el apartado "Control de la anticoagulación" de este sitio web se comparan los  diferentes modelos de gestión del tratamiento anticoagulante oral (TAO). Como parte de la exploración de esta página y siguientes, se hará especial hincapié en los temas que se indican a continuación.

  • Aumento del TRT y calidad de vida
  • Anticoagulantes orales de acción directa (ACODs)
  • Modelos de gestión del TAO
  • Autocontrol del paciente
Consulte los enlaces situados a la derecha de esta página para obtener más información sobre cada tema.

 

Expand All | Collapse All
Usual care

Actualmente, existe una gran heterogeneidad dentro del sistema sanitario en los modelos de gestión de la terapia anticoagulante oral, según el área geográ¡fica que se considere, de modo que en unas zonas predomina el control centralizado, en otras el control en atención primaria, en otras el mixto colaborativo entre hospital y atención primaria, y en menor número, el autoanálisis y autocontrol.
 
Modelo hospitalario centralizado
En el modelo hospitalario centralizado, la toma de la muestra y la dosificación se hace en el hospital. Está modalidad prácticamente está en desuso.
 
Modelo centralizado
En el modelo centralizado, como se entiende actualmente, la extracción de sangre se puede realizar en los centros de atención primaria y la dosificación siempre la realiza
hematologí­a en el hospital. Este modelo se basa en que cuanta más experiencia tiene el profesional de hematología con pacientes, más conocimiento tiene sobre anticoagulación. En este modelo, el médico de familia está poco implicado en la anticoagulación del paciente.
 
Modelo descentralizado
En el modelo descentralizado, tanto la extracción como la dosificación puede realizarse en atención primaria con total implicación de los profesionales de primaria, teniendo el referente del profesional de hematología para dudas razonables. La mejora en la accesibilidad y la atención integral al paciente son algunos de los factores que avalan esta modalidad de control.
 
Modelo Mixto
Las tendencias actuales caminan hacia un modelo mixto y colaborativo de control del TAO, donde el seguimiento de los pacientes anticoagulados más complejos se realiza en los hospitales por los profesionales de hematologí­a, mientras que los pacientes anticoagulados estables (aproximadamente el 70-80 % del total de anticoagulados) son controlados por los profesionales de atención primaria.
 
Autocontrol por parte del paciente
En este modelo el paciente determina su INR y ajusta el tratamiento, que debe diferenciarse del autoanálisis y telecontrol, en el cual el paciente solo determina el valor del INR pero no se autoajusta la dosis. La posibilidad de hacer mediciones de INR más frecuentes y la mayor implicación del paciente son algunas de las ventajas de esta modalidad.