Indicaciones del Tratamiento Anticoagulante Oral

Mientras que la hemostasia es necesaria para la supervivencia, la formación patológica de un coágulo, o trombosis, presenta riesgos significativos para la salud.

Las principales indicaciones para que un paciente reciba antagonistas de la vitamina K (AVK) son las siguientes:

  • Prótesis valvulares mecánicas
  • Fibrilación auricular
  • Trombosis venosa profunda y embolia pulmonar
  • Infarto de miocardio
  • Accidente cerebrovascular isquémico agudo

Los anticoagulantes orales son eficaces para la prevención primaria y secundaria de la tromboembolia venosa; para la prevención de la embolia sistémica en pacientes con prótesis valvulares mecánicas o fibrilación auricular; para la prevención del infarto agudo de miocardio (IAM) en pacientes con enfermedad arterial periférica y en varones con riesgo elevado por otras causas; y para la prevención del accidente cerebrovascular, el infarto recurrente o la muerte en pacientes con IAM.
 
Algunos médicos son reacios a recetar acenocumarol/warfarina, en parte porque no están familiarizados con las técnicas para administrar el fármaco con total seguridad y temen causar un sangrado. Los pacientes tratados con acenocumarol/warfarina requieren un control estricto para evitar sangrados, pero se ha demostrado que el fármaco evita 20 accidentes cerebrovasculares por cada episodio hemorrágico que ocasiona. Para la mayoría de estas indicaciones, un INR de 2,0 a 3,0 resulta apropiado.